VISUALIZACIÓN. Atando corto el gloBo Volador

mónicaVisualizar, ya hemos dicho, es imaginar, vernos en la imaginación haciendo el trabajo deportivo. Consiste en repetir mentalmente un gesto motor o crear en la mente el gesto, el movimiento. Y además, para que sirva de entrenamiento, se debe reproducir bien hecho. Realmente es una especie de simulación, un entrenamiento hecho con el balón, la pala, los patines, la bici, el sable, los puños, nuestro cuerpo…, pero en la mente, no en la vida real. Podríamos decir que cuando visualizamos imaginamos con nuestros músculos. Dominar esta técnica nos vendrá genial.

Aunque la técnica de la visualización se basa en la imaginación no es fantasía libre que va por donde quiere. Tenemos que saberla utilizar en las situaciones deportivas que mas nos convenga, en las que le saquemos mayor rendimiento. En realidad podríamos aplicarla en infinidad de situaciones, pero vamos a ver solo dos, aquellas donde, según tenemos entendido, tiene mayor utilidad.

1. Mejorar el entrenamiento- La visualización ayuda a los deportistas a dominar una habilidad. Pongamos por caso un golfista que tiene problemas en el green con el putter: o se queda corta la bola o se le va al otro lado. Este jugador tiene que visualizarse con su sentido cinestésico, de preparación para el movimiento fino, controlado; o sea, buscar las sensaciones de posición y de tensión corporal que le dan las terminaciones nerviosas de músculos, articulaciones y tendones, de manera que se vea mentalmente controlando la potencia del golpe y dejando la bola donde había puesto el ojo.

Sirve para gestos (movimientos, técnicas) que debemos automatizar a fuerza de repetirlos. Para aquellos actos que tiene que salir automáticamente, de corrido, sin pensar en ello, o lo que es lo mismo, para dominar una técnica; sostener la raqueta de manera determinada en tal golpe, extender los brazos como indica el entrenador de natación, echar atrás la escápula arrastrando el codo al anclar la cuerda del arco… Automatizaremos más rápidamente estos gestos si añadimos al entrenamiento físico (de movimiento real) la práctica mental de la visualización. Por cierto, para estos asuntos de técnica, de debe utilizar la visualización en los entrenamientos, no en competición; en competición, los movimientos tienen que salir sin darnos cuenta, sin pararnos a pensar, ni visualizar; si, en la compe dejamos que funciones el automático, lo más probable es que nos salga como habíamos soñado (sin pasarse con los sueños, ¡eh!)

2. Conseguir autoconfianza en competición- Esta muy bien lo de dejar que funcione el automático. Lo malo es cuando nos entran dudas de que éste pueda funcionar. El problema es cuando la noche anterior, en la cama, no dormimos dando vueltas a la preocupación y pensando que cuanto menos duerma peor voy a estar mañana en la carrera. El poco ánimo que nos quedaba se escapa como agua que huye por los poros de una manguera agujereada. Te ofrezco una solución que debes practicarla cuando empiezan los nervios o las dudas, antes de que se instale a sus anchas la ansiedad; la visualización.

Imaginar la noche anterior el ejercicio completo bien hecho, tal como nos salio en el mejor de los entrenos, es la mejor medicina para calmarnos y recuperar la confianza. No estoy hablando ahora de imaginarte subido en el podium, o contando un éxito imaginario a tus compañeros a la vuelta de la competición, o pensar en el dinerillo que te pagan si ganas, o imaginar lo que dirá tu madre cuando le cuentes que ganaste. Lo que mas seguridad, autoconfianza da, lo que más tranquiliza es repetir la prueba bien hecha en la imaginación una o dos veces, obligándote a verte como en tu mejor momento. No estancarse en los errores. Eso solo llevaría a más tensión y negatividad. Debes apuntar la imaginación a los momentos que lo has hecho bien: a aquella táctica que siempre te ha dado resultado con rivales como el de mañana, a repasar el golpe que tienes dudoso pero ahora forzandote a que salga bien, a ejecutar el salto con limpieza como lo hiciste en el último control, a dar el ejercicio entero perfecto, sin un fallo. Te sentirás tan a gusto que de pronto te vendrán imágenes mezcladas con los sueños y te dormirás. ¡Buenas noches!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>